Famosos 

¿Sabíais que los famosos también se ajustan? Este es el típico dato curioso que suele sorprender a la gente, es gracioso porque a muchos de ellos los consideramos ídolos o semidioses, pero se nos olvida que también son personas y necesitan sus cuidados quiroprácticos. Entre estos famosos encontramos actores, cantantes, deportistas… la lista es inmensa, por eso os he querido hacer una selección con los que podrían formar el top 8 de los famosos que no se separan de su quiropráctico.

TESTIMONIALS

Arnold Schwarzenegger. Deportista, actor, ex-gobernador del estado de California. Grabó un documental llamado Pumping Iron, junto con su mejor amigo y a la vez rival Franco Columbu, quien acabó dedicándose a la quiropráctica. Arnold admira tanto esta profesión que en 1993 se convirtió en vocal de la “Asociación Internacional de Quiropráctica”.
 
Evander Holyfield. Campeón de boxeo en la categoría de peso pesado. Evander declaró no poder entrar en el ring sin realizarse primero un ajuste quiropráctico y que muchos boxeadores se beneficiaban de la quiropráctica.
 
Lance Armstrong. Ex-ciclista profesional y siete veces ganador del Tour de Francia. Lance recibeajustes quiroprácticos desde 1999. Tras su última victoria en el Tour de Francia, reconoció que no podría haber ganado sin la ayuda de su quiropráctico. Lance consideraba que su quiropráctico era una parte muy importante de su equipo.
 
Michael Jordan. Super estrella de la NBA. Tras llevar un tiempo con los cuidados quiroprácticos aseguró que gracias a la quiropráctica había mejorado notablemente su rendimiento mental y físico. De hecho, era capaz de saltar más alto después de un ajuste.
 
Madonna. Cantante, actriz y empresaria. Uno de los muchos acompañantes de Madonna en sus giras por todo el mundo, es su quiropráctico. A Madonna la quiropráctica le ayuda a aliviar el estrés y prevenir posibles lesiones.
 
Tiger Woods. Uno de los golfistas más importantes de todos los tiempos y 14 veces ganador del campeonato PGA. Tiger afirma que el levantamiento de pesas y las visitas a su quiropráctico fueron claves para convertirse en el golfista que hoy en día es. Tiger pronunció una frase que pasará a la historia de la quiropráctica: “Ya no me acuerdo de la primera vez que fui al Quiropráctico. Para mí es tan esencial como practicar mi swing”.